miércoles, 25 de junio de 2014

XVII Torneo Paleta Goma de Arellano (Navarra) - 2ª parte

No había estado nunca en Arellano, el pueblo de Iker Arrastia, pero al ir acercándonos a él me di cuenta de que sí que  habíamos estado muy cerca y que lo habíamos podido contemplar, sin saberlo, desde lo alto del emblemático Montejurra el 14 de julio de 2011. En la vida, a veces,  hay casualidades curiosas.
En el mapa de la Comunidad Foral de Navarra, a la izquierda) se resalta la Tierra de Estella y en el específico de la zona se puede ver dónde está Arellano (subrayado en amarillo). También he querido  remarcar Ollobarren (de rojo) y Ubago (de verde), los pueblos de mis tatarabuelos navarros y de donde salió a pie mi bisabuelo, Acisclo Ollobarren, hasta llegar a Zierbena y establecerse aquí, a finales del siglo XIX.
Entre Ollobarren y Ubago se encuentra Legaria, el pueblo de Susana Muneta, una gran pelotari navarra. Y también en esta tierra, aunque queda  por muy poquito fuera de la imagen en la parte superior izquierda, está Eulate, el pueblo de la otra gran campeona navarra Maite Ruiz de Larramendi, a quien tanto admiro y por quien siento una  gran devoción personal como pelotari y como persona.

No voy a ocultar que, según la voy conociendo, Navarra me va enamorando y que l@s navarr@s son gente muy noble, sencilla, sincera, humilde, agradecida... y que me siento un poco triste de estar tan lejos de estos pueblos y esta gente para no poder disfrutar más a menudo de ell@s.

Me hubiera gustado conocer  estas tierras hace  años.
Me hubiera gustado jugar a paleta en sus frontones.
Me hubiera gustado poder conocer a los descendientes navarros de mis tatarabuelos.
Me hubiera gustado ... ser navarro.

Esta es la única imagen que hemos tenemos de mi bisabuelo, Acisclo Ollobarren, apodado "el barbas".


     Arellano, campos de  cereal, viñedos y olivos    

Arellano es un pueblo que se recorre enseguida, pero que tiene una historia que se remonta al Imperio Romano. Las excavaciones arqueológicas muestran los restos de una villa campestre, la Villa de las Musas. Arellano tiene bonitas casas reformadas de piedra mezcladas entre otras  que han sido testigos del paso de los años, y, en sus entrañas,  media docena de bodegas. Destaca su trío monumental formado por una imponente iglesia, un  palacio y una torre; y, en el centro, su frontón, Joko Garbi, construido en 1993.
Después de  hacerme la foto en su frontón, supe que en su imponente iglesia de estilo gótico del siglo XIV, (la única navarra totalmente recubierta en su interior por pinturas realizadas en su mayor parte por Diego de Cegama) se venera la imagen de San Román, ¡qué es también el patrón de la parroquia de Zierbena! Por ello, las fiestas patronales coinciden con las de La Cuesta, el barrio  central de Zierbena,  a mediados de agosto. Cerquita hay una ermita, la de la Virgen de Unzizu, construida en el siglo XVI (reformada en el XVIII).
Cercano a la iglesia, Arellano conserva un palacio de cabo de armería con un escudo cuartelado sobre la puerta del muro que lo rodea. 
Y en las afueras del pueblo podemos visitar una torre atalaya románica de hacia 1.100, que ha sido restaurada recientemente (incluye paneles  explicativos de Arellano en su planta baja y una mesa explicativa de las panorámica que se ven desde ella en su parte más alta)
Cuando visito un pueblo así me gusta   acercarme a su cementerio y presentar mis respetos a sus antepasados. En Arellano  también quise  hacerlo. No seríamos nada si no fuera por lo que ell@s han sido.
Permitidme que os enseñe Arellano con los ojos de mi cámara de fotos:



 En Arellano le dan un nombre original a las categorías de su campeonato de paleta goma:     Élite     y            Satélite     . Me contaron que  si hacen una tercera categoría la piensan llamar Asteroide.
(Si queréis saber el desarrollo del campeonato podéis encontrarlo en haixeder, pinchando en el siguiente enlace: http://haixeder.blogspot.com.es/2014/06/xvii-torneo-paleta-goma-de-arellano.html

          Final      Satélite          
     Ezkerretik hasita: Etxarri I, Etxarri II,  Etxarte (juez), Otano eta Vitoria     
Mikel Etxarri I--Mikel Etxarri II    30
David Vitoria-- Alex Otano              25
Fue el aita de Mikel Etxarri, del mismo nombre, quien  sustituyó a Alberto Goñi, ausente por vacaciones en la final de segunda (hay que decir que, al igual que nos ha sucedido en Zierbena, las finales de este campeonato estaban previstas de inicio para  alguna semana antes, por lo que a algunos jugadores les  pilló inesperadamente).
Y fue Alex Otano (izquierda), compañero de David Vitoria en el club Amaya de Pamplona, el que ocupó el lugar del ausente Fernando Bañales.
Desde el inicio comprendí que la generación existente entre Mikel Etxarri aita y los otros tres pelotaris iba a ser la que marcara la diferencia  en favor de los de Valcarlos. Se podría haber pensado lo contrario también, pero en esto de la paleta goma, como en otras tantas cosas, la veteranía  suele jugar a favor.
Los Etxarri pusieron en juego una pelota muy viva; pelota negra, por supuesto, dado que el frontón de Arellano es blanco. Cuando Etxarri I la empalaba bien, a menudo, la pelota se  iba al rebote tras botar más allá del cuadro 8. Y cuando  el zaguero rival le dejaba ocasión de rematar el veterano delantero hacía gala de su categoría. 
Vitoria, un pelotari que me gustó mucho, se dio cuenta de que  la diferencia que estaba marcando  el delantero rival con respecto al suyo no  hacía presagiar nada bueno, y pronto intercambió su posición con Otano. Éste se defendía mejor en  los cuadros traseros y, aunque  me pareció diestro,  soltaba  bonitamente su  izquierda.
El joven Mikel Etxarri empezó muy nervioso, se le veía  excesiva tensión en su rostro; su  habitual sonrisa no se apreciaba por ningún lado. Jugar con aita nunca es sencillo y su aita se vio que iba a por el partido desde el inicio, como si pensara "este partido lo gano yo". Etxarri II fue creciendo según avanzaba el partido y, una vez que soltó su tensión,  jugó muy buen partido, excelente.
Fueron abriendo hueco y mantuvieron unas diferencias cómodas, 4 a 10 y 9 a 13, mientras el partido iba subiendo de tono y Vitoria no se decidía a poner en liza una pelota más muerta, temeroso de que el hábil y atrevido Etxarri I les  destrozara sus cada vez más infundadas esperanzas de victoria. Pero era momento de tomar decisiones, el partido se estaba escapando entre los  temores y las dudas de los colorados.
La mayor consistencia de Otano en la zaga, el atrevimiento de Vitoria y algunas pelotas que se le fueron a Etxarri I estrecharon  las diferencias en el marcador y pusieron las cosas muy igualadas con 13 a 14.
Los colorados volvieron a creer y  Etxarri I se ajustó la cinta de sus dedos después de que se le escapara la pala de sus manos. Señal inequívoca de que había que el partido se complicaba.
Hubo parón. Tanto los colorados como los Etxarri hablaron, recibieron consejos de sus allegados, y volvieron a la cancha a buscar las txapelas. Aún quedaba medio partido y había que jugar bien para vencer.
Los Etxarri se mostraron más asentados sobre la cancha. A Vitoria y Otano se les iban, una tras otra, sus oportunidades de   igualar; cada vez que estaban a punto de lograrlo cometían un error y la ocasión se frustraba.
 Los Etxarri, que siempre  dieron sensación de ser más pareja que sus rivales,  mantuvieron siempre unos tantos de ventaja: 16 a 19, 17 a 23, 20 a 25... Y al final, decepción para Vitoria--Otano...
 ...Y explosión de alegría para  los Etxarri, con un Mikel alzando en brazos a su aita.
 Saga de pelotaris, los Etxarri. A su hermana Judith ya la vi en 2006 en el II Open Bizkaia de paleta goma que se jugó en Muskiz. Su ama también   ha jugado a pala.
      Txapeldunak     



Abel Paris, que se acercó desde Pamplona hasta Arellano para ver las finales felicitó a los txapeldunak

          Final      Élite          
Ezkerretik hasita: Juanillo, Arrastia, Diego Andueza (juez), Urzanqui eta De Peña
Juanillo López--Iker Arrastia           30
Abel Urzanqui--Santiago De Goñi    29
Tenía muchas ganas de ver a Iker Arrastia jugar en el frontón de su pueblo, donde  había ganado 5 de los 6 últimos campeonatos, según  tengo entendido. José Luis de Goñi, el organizador del campeonato, me explicó que  las XVII ediciones de este torneo  tuvieron un corte de varios años sin disputarse y que, en esta 2ª etapa,  sólo en 2011 Juanillo López--Abel Paris   habían sido capaces de arrebatar la txapela al campeón de Arellano, Iker Arrastia.
Los rivales de Juanillo--Arrastia eran una pareja  de  importancia: el riojano Abel Urzanqui y el otro ídolo local de Arellano, Santiago De Goñi, amigo desde la infancia de Arrastia y pelotari de mano, como Iker, en sus juventud. A Santi no le conocía, pero Arrastia me le había definido como una fuerza de la naturaleza. Y a Abel Urzanqui sí que le conocía, incluso  hay un vídeo mío  donde aparece disputando un partido de GRAVN.
Me habían contado que Arrastia, De Goñi, Diego Andueza (delantero de Arrastia en el provincial navarro) y José Luis De Goñi suelen  quedar habitualmente los sábados en el frontón de Arellano y juegan  unas partidas a paleta. Es decir, se conocen muy bien. José Luis me decía, con la franqueza de los navarros,  que normalmente pierde el que juega con él.
El partido empezó cuesta abajo para Santi y Abel, y se pusieron 5 a 0. Arrastia empezó frío, no parecía tener hambre de victoria esta vez; o quizás no le satisfacía del todo ganar  y evitar que sus amigos se vistieran una txapela que no habían conseguido nunca, mientras que él  ya tenía  casi media docena de este campeonato en su casa.
Juanillo López, que había venido desde Salou, donde estaba  de vacaciones, para jugar este partido, sabía que él era un invitado de lujo y quería jugar bien. No lo tenía fácil, porque la pelota era un torpedo cuando la  pegaba Santi De Goñi y Urzanqui es un delantero peligroso con su revés de frontenista.
Abel Urzanqui, el pelotari que es violinista o el violinista que es pelotari, riojano del real Madrid, sonreía y le hacía guerra psicológica a Juanillo, pero se le notaba débil por sus problemas en un pulmón, adonde se llevaba la mano constantemente. En un dos paredes  horrible de Juanillo, Abel le espetó "buen golpe, Juanillo", al pasar por su lado de vuelta a la cancha.
El partido transcurría y la reacción de Arrastia no llegaba. Del 5 a 0 inicial pasamos al 8 a 5. Seguidamente, a un 11 a 6. Y después, a un 14  a 8. Ya habíamos llegado al ecuador del partido y la ventaja seguía siendo importante. Fue entonces cuando Diego Andueza, el pelotari de Abarzuza, me dijo que Arrastia iba a empezar a carburar, que según el partido avanzara  iba a estar mejor y sus rivales iban a sufrir su constancia y el ritmo que iba a imponer en el partido. No lo dudé, entre otras cosas porque ya sé que Andueza es, quizás, quien mejor conoce el juego de Arrastia y porque yo, en mi corazoncito, quería que mi ídolo ganara también este campeonato.
También fue entonces cuando le comenté a Andueza que  había sido el extraño bote de la pelota y la fatalidad  quien más tantos le había hecho a Arrastia, que parecía  padecer un infortunio absolutamente infrecuente.
Arrastia  empezó a ser el martillo pilón que  pronosticó Andueza, y Santi De Goñi en  la fuerza  sin pausa; golpeaba todas las pelotas como si fuera la primera de un partido, o como si fuera la última que iba a golpear en un frontón, con todo, daba igual que fuera con la derecha que con la izquierda. Los rebotes se sucedían frecuentemente, incluso  hubo pelotas que fueron  a botar directamente en el rebote del frontón de 36 m de Arellano. De Goñi, cansado de que Arrastia le devolviera obuses irrestables,  la bajaba al txoko con  bastante acierte y Juanillo no llegaba con su revés, y, si llegaba, Urzanqui le  estaba esperando para machacarle en dos paredes.
Y  en un acelerón de Arrastia las diferencias se fueron reduciendo y consiguieron igualar a 19 y a 20 tantos. Entonces, muchos pensamos que el partido se había roto y que  Juanillo-Arrastia se iban a ir  con facilidad hasta el final, que Abel y Santi ya habían dado lo mejor de sí. No tuvimos ninguna duda cuando  Juanillo--Arrastia se adelantaron en el marcador con u 22 a 20 que pareció definitivo.
Nos equivocamos de pleno. Urzanqui--De Goñi reaccionaron y tomaron de nuevo la delantera y de qué manera, 25 a 22. Juanillo no acertó en  varios remates, Urzanqui, sí. Arrastia se relajó, quizás. De Goñi , no, no estaba dispuesto a ceder, rendirse no entra en su estilo, seguía  con sus fuerzas intactas, era efectivamente una fuerza de la naturaleza.
Urzanqui volvió a la guerra psicológica con Juanillo. Esta vez le dijo: "Ahora empieza el partido que me gusta". Se vacilaban el uno al otro. Abel Urzanqui gritaba de júbilo cuando le clavaba un tanto a Juanillo, el público reía. Juanillo se tenía que morder la lengua cuando fallaba. Arrastia, con un gesto digno de alabanza, y sonriente y tranquilo, se acercaba a él y le animaba, le decía que estaba bien, que no pasaba nada. En esa situación hay pocos  zagueros que sean capaces de hacer lo que hacía Arrastia y cómo lo hacía. Dio muestras de un compañerismo exquisito,  algo que tiene mucho más valor del que se le suele dar.
Y  ante la incredulidad de muchos, Urzanqui--De Goñi se pusieron 29 a 25 ganando. El público, repartido entre sus dos ídolos locales aplaudía   a rabiar, era bonito que  De Goñi  lograra su primera txapela en Arellano; algo que, en el fondo, casi todo el mundo deseaba.
Yo pensé: "Voy a ver perder a Iker Arrastia", ¡qué pena!  Andueza  me comentó: "Aún no han perdido".
Juanillo--Arrastia  hicieron cuatro tantos seguidos y empataron a 29. El delirio  se palpaba en Arellano. Los aplausos en el último saque de Arrastia fueron enormes, mientras alguien susurraba "ten cuidado en el saque".
Inmediatamente, con  sonrisas de haber ganado ambos, Juanillo y Urzanqui se fundieron en un  abrazo sincero. De peña, se acercó a ambos. Detrás, Arrastia venía pausado, disfrutando del momento; o cogiendo fuerzas porque sabía que ese que bromeando  le llama "Dios", Juanillo, le iba a pegar un abrazo  de la ostia. Arrastia,  fue a abrazar a Abel, después buscó a su delantero, Juanillo.
Santi De Goñi, después de   saludarles, se fue mientras lo lógico es que pensara "serán cabrones".
La alegría de ganar no necesita ser contada
 Andueza, Etxarri I, Etxarri II... todos fueron a felicitar a los  campeones
 Abel Paris, también.


Hay finales en las que se debería dejar el empate a 29 tantos y dar  4 txapelas a los pelotaris.

          Sari-banaketa          
     Vitoria--Otano, Satelite mailako azpitxapeldunak     

     Etxarri I--Etxarri II, Satelite mailako txapeldunak     

     Urzanqui--De Goñi, Élite mailako azpitxapeldunak  

     Juanillo--Arrastia,   Élite mailako txapeldunak  

Iker Arrastia posa con Santiago De Goñi, Ana (amiga de la cuadrilla)  y una de las dos hijas de éste, y le pone la txapela de campeón en un nuevo gesto de amistad, aprecio y reconocimiento al  gran partido de Santi.
Típica imagen de final de torneo

Las dos parejas campeonas en Arellano 2014

Juanillo sólo  existe uno, y si existieran dos, éste, sin duda, sería  el mejor.
Juanillo desborda espontaneidad y simpatía y Urzanqui tiene algo especial. Después de haberlo pensado mucho creo que le voy a definir como el violinista del frontón. Sueño con una cena en la que él lleve su violín y Jorge Paris su acordeón. Ese día prometo beber champán.
 El campeonato de paleta goma de Arellano tiene  también su toque especial, algo que no se hace en  ningún otro lugar: tras la entrega de premios,  se hace una ronda de bodega en bodega y se come y bebe en un ambiente extraordinario. Primero visitamos la coqueta bodega de Patxi de Andosilla, en  el sótano de una casa que parece datar del siglo XVI; seguidamente, fuimos al txoko de los tíos de Iker Arrastia, Juan Carlos Busto y Nieves Basterra, situado en el centro del pueblo, en una  casa  muy acogedora con jardín; y finalmente   estuvimos en el jardín de la finca de los padres de Iker Arrastia, Feli y Dora, que nos obsequiaron con txistorra, sabrosos pinchos  con productos de su huerta  y buen beber.






  Esta vez le pedí a José Luis Merindano que se hiciera una foto conmigo. Merindano es un histórico.  

Y para finalizar la  fiesta, cena en el único bar del pueblo, en la plaza, junto al frontón, con presencia de varios pelotaris y vecin@s de Arellano; unas 40 personas en total.
      Félix Argiñano y sus canciones animaron la cena sin cesar     
       

   José Luis De Goñi, aparte de organizar el campeonato, anima las cenas con sus divertidos chistes. 
    Iker Arrastia el saber estar le define   
    Juanillo López, derroche de simpatía   
Santiago De Goñi es tan grande y fuerte como noble y agradable. El chiste que contó del tío que estaba soñando  es de los mejores que he escuchado en  toda mi vida. ¡Brutal!
     Abel Urzanqui, una personalidad que atrae     



Quiero agradecer en nombre de Amaia y en el mío propio el trato recibido en Arellano. Llegamos a casa a la 4 de la mañana, tras dos largas horas de viaje, cansados y  con poquitas horas para dormir antes de  ir al frontón de Zierbena a las finales del Torneo X Aniversario de Galipa, pero lo pasamos muy bien. Eskerrik asko, amigos de Arellano y Navarra. Sois un regalo.

Enlace a mi álbum completo de fotos de Arellano:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...