miércoles, 17 de mayo de 2017

Y tú... ¿te la vas a jugar?

Lujanbio, pelotari gipuzkoano

En Galipa elaboramos un reglamento de funcionamiento interno y, entre otras cosas, determinamos que hasta para entrenar se debían usar las gafas protectoras por parte de los delanteros, siendo optativas para los zagueros. En general, ese punto de la normativa se cumple, aunque sé que hay excepciones. Lo sé. Y quiero que mis pelotaris lo sepan.

Últimamente, por cuestiones laborales, tampoco dispongo de mucho tiempo para verles entrenar, pero eso no significa que no  me entere de si respetan o no el reglamento interno. Ayer me acerqué y observé las gafas de uno de los pelotaris que entrenaban tiradas en la contracancha. Sé que es por comodidad. La comodidad y la dejadez se separan con una línea muy fina, a veces. Y la desidia es familiar de ambas.

No tuve que   llamarle la atención. Bastó con  enseñarle la imagen que he puesto en este  reportaje. Decidió  recoger sus gafas y   seguir el entrenamiento con ellas puestas.

Lujanbio habría perdido  su ojo derecho si no hubiera llevado gafas protectoras. La pelota Le dio tan fuerte y tan de lleno que le partió las gafas y estas le  produjeron ese corte de la cara. La herida   es una anécdota en comparación con lo que hubiera sucedido si no lleva gafas y la pelota de goma impacta directamente en su ojo.

Escribo estas líneas para concienciar a to@s l@s practicantes de paleta goma (y, por extensión, también de otras modalidades). No podemos  garantizar que no haya un fallo al empalar o  golpear la pelota. Los errores y los fallos son humanos, pasan y, a veces, se  convierten en fatales desenlaces porque  se suman a un error mucho más grave que no empalar bien la pelota, un error que te dejará secuelas toda la vida si la casualidad así lo quiere. No hay  error más  grande que  no usar las gafas protectoras por creer que a ti no te va  a pasar. Esa lotería nadie la quiere, pero, por desgracia, a veces, y sin que tú la quieras ni la busques, toca.

Entrenar con gafas protectoras puede  resultar incómodo.
¿Y vivir el resto de la vida sin un ojo y con ese recuerdo,  no?
¿Y qué me dices del sufrimiento y remordimiento que arrastrará el que falló al golpear la pelota?

NO TE LA JUEGUES.

NO SE LA JUEGUES A UN COMPAÑERO O COMPAÑERA.

USA LAS GAFAS PROTECTORAS.

VERAS MEJOR EL RESTO DE TU VIDA

Enviamos nuestro agradecimiento  al pelotari Lujanbio por permitir usar su imagen para concienciar del  uso de las gafas protectoras y deseamos su pronta y total  recuperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...